domingo, 18 de febrero de 2018

El Museo Íbero de Jaén, la gran esperanza.

Saludos, amigos y amigas.

El pasado 2017 estuvo marcado por un hecho histórico para la ciudad de Jaén.

Esta maltratada ciudad en la que desde hace demasiado tiempo se acumulan promesas incumplidas, proyectos inacabados y una inacción exasperante que hace que el Casco Antiguo de la ciudad, en el que se incluye su Judería, muestre un aspecto lamentable de abandono y dejadez, que hace que proyectos millonarios como el Tranvía o el Parque Acuático permanezcan décadas "muertos de risa" como se suele decir.


Entre tanto despropósito, entre la marea de dimes y diretes, de y tú más y de hoy participo en este proyecto pero mañana no, surgió en 2017 como digo, una esperanza.


El Museo Íbero de Jaén, el gran museo de la historia de Jaén se convirtió en una realidad, 20 años después de comenzar el proyecto de construcción.

Alzado sobre la Antigua Cárcel Provincial (muestra desaparecida de la memoria de Jaén y de los abusos, fusilamientos y ejecuciones producidas tras el final de la guerra civil y posterior dictadura golpista) este gran edificio, por fin llega casi al final de su largo camino para ser el referente histórico de la cultura íbera en Andalucía.


Y digo casi porque tan solo está abierto parcialmente, el 10% del total de hecho, por lo que no cabe duda que aún queda mucho por conocer y que descubrir de este futuro referente en el Viaje al Tiempo de los Íberos.


Actualmente, en su interior se encuentra la muestra La Dama, el Príncipe, el Héroe y la Diosa; en la que podemos sumergirnos en este pasado excepcional, caminando entre los yacimientos arqueológicos de nuestra provincia como Puente Tablas, la Cueva de la Lobera o la Cámara de Toya y conociendo los hallazgos en ellos encontrados, al tiempo que podemos disfrutar de numerosas piezas traídas de varios puntos de España.

 


En el recorrido, primero conoceremos al Príncipe, pieza fundamental en la cultura íbera, representada en el conjunto arqueológico de Cerrillo Blanco en Porcuna, o en la Cámara de Piquía en Arjona, donde podremos mirar a la cara a los antiguos pobladores de nuestra provincia y descubrir los ritos con los que se enfrentaban al viaje al otro mundo, dejando para la posteridad su linaje.




A continuación, la Dama, pieza fundamental en la vida, como madre perpetuadora del linaje, mediadora con los dioses, utilizada como icono muchas veces de los mismos. Su imagen aparece en multitud de piezas arqueológicas y las piezas que decoraban sus cuerpos y ropajes, forman parte de riquísimos ajuares.

 




El Héroe, protagonista de los yacimientos de Cerrillo Blanco o la Cámara de Toya, nos habla de un tiempo en el que la naturaleza en la provincia aún era salvaje, con luchas con lobos y animales mitológicos que demostraban la valía y el poder del mismo, que los convertían en líderes de la aristocracia de aquel tiempo y los preparaba para viajar a la otra vida acompañados de ricos ajuares funerarios.






La Diosa, la gran protagonista en Puente Tablas y Cueva de la Lobera, nos habla de los cambios en la naturaleza y de las estaciones, del control de las mismas, de ritos y ofrendas, muchas veces convertidas en miles de exvotos.





En nuestro corto paseo, podremos comprender lo importante que es el trabajo arqueológico para nuestra tierra y el grave peligro que representan el expolio y el robo de estos filones de historia. Así, termina la visita.
No obstante, en mi humilde opinión, esta colección queda muy pequeña y corta al tiempo que el museo aún pareciera inacabado, pues en el rótulo de la entrada aún faltan letras, "DE JAÉN", para que todo el mundo sepa que este gran cofre de historia es de Jaén, Jaén, como el Museo Picasso Málaga y tantos otros referentes museísticos conocidos a nivel nacional y muchos detalles más que esperemos que con el tiempo vayan desapareciendo mientras esperamos la definitiva inauguración de este gran museo, que sin duda va a traer grandes alegrías a esta ciudad tan necesitada de ellas.

martes, 23 de enero de 2018

El Por qué de las cosas: Tortilla ¿francesa?

Saludos amigas y amigos!

Hoy en este pequeño apartado de curiosidades históricas, vamos a hablar de comida, que ya tocaba traerla a este blog.

Vamos a hablar de una de las recetas más sencillas y socorridas de nuestra dieta, cuyo origen mucha gente desconoce.


Hoy hablamos de la tortilla francesa.

Mucha gente al escuchar este nombre piensa que está simple receta realmente es de origen francés, pero ¡NO! y lo puedo decir así de categórico por algo muy sencillo: nuestros amigos franceses son tan suyos como los ingleses y si realmente hubieran exportado esta receta a nuestro país, no lo dudéis, tendría nombre francés.

Esta receta que se cree pudo surgir en la prehistoria y extenderse por el mundo adquirió este singular nombre en nuestro país, segun la mayoría de los historiadores en el siglo XIX, durante la Invasión Francesa de España y posterior Guerra de la Independencia.

José I Bonaparte, Rey de España por la gracia de su Hermano Napoleón...
Esta fecha que supone el mayor episodio de destrucción del patrimonio de nuestro país, que además supuso el surgimiento de España como nación y del sentimiento nacional ciudadano (al tiempo que fue el Nacimiento de los opositores a este sentimiento, identificados como defensores del traidor Rey Fernando VII de Borbón, que alzaban sus voces al grito de VIVAN LAS CADENAS Y MUERA LA NACIÓN) supuso un tiempo (como todas las guerras) de hambre y carestía. 


Durante la guerra, las despensas de los y las españoles estaban vacías y se sobrevivía como se podía y en muchas ocasiones fueron los animales de corral los salvadores (esos que hoy han desaparecido totalmente de las casas y que Dios quiera que no tengamos que echarlos en falta).

Tambien llamado Pepe Botella por los Españoles
De lo poco que había para llenar el buche, eran los huevos de las gallinas alimentadas con lo que se podía y escondidas en cualquier lugar.

Uno de los lugares donde mayor carestía existió fue en Cádiz, que fue asediada por los franceses y donde los alimentos básicos como las hortalizas desaparecieron totalmente.


Esta situación llevó a cocinar recetas sencillas como la tortilla de huevo sin ningún añadido.

Y...el recuerdo de aquella hambruna, llevó a mucha gente en épocas de crisis y escasez posteriores a recurrir a "la tortilla de cuando los franceses" que con el tiempo pasó a llamarse "a la francesa" llegando a la actual Tortilla Francesa, diferenciada así de la Tortilla Española o de patata, tan rica y tal divulgada gastronómicamente en nuestro país.


Como siempre, la prodiga historia de nuestro país, marca hasta nuestro recetario.

Aldeaquemada, fusión de naturaleza, agua y patrimonio.

Saludos amigas y amigos.

Ahora que parece que la climatología empieza a volver a la normalidad (esperemos que siga así) y las lluvias van calmando la sed de nuestros campos y ríos, quiero invitaros a conocer uno de los lugares más bellos de nuestra provincia y que en demasiadas ocasiones pasa desapercibido para mucha gente que nos visita y para los propios jaeneros/as.

Hoy visitamos el municipio más al norte de Jaén y descubrimos Aldeaquemada.


Este lugar tiene un particular encanto para mí, puesto que fue el primero, el primer lugar que di a conocer en este mi blog hace ya casi 10 años.

Es un lugar donde reina la paz y habita una naturaleza, que aún guarda un punto salvaje y puro, que se desata sobre todo en sus ríos y cascadas.


Para llegar a Aldeaquemada, debemos dirigirnos hacia el Paso de Despeñaperros y coger un desvío, que abandona la moderna autovía y nos introduce en plena Sierra Morena y en el Parque Natural de Despeñaperros. La carretera sinuosa escala la sierra entre el bosque mediterráneo, hasta llegar a las inmediaciones de la Cueva de los Muñecos, cuando el paisaje comienza a cambiar, y el pinar se convierte en el señor del bosque.

Conforme avanzamos, el bosque se va humanizando y pequeñas zonas de cultivo van irrumpiendo, avisando de la cercana presencia del hombre. Y de repente, aparece el pueblo, acostado en una llanura.


Sus calles rectas y cuadriculadas nos hablan de su historia, al igual que su plaza, construida en la repoblación impulsada por Carlos III en la que se repobló toda esta zona, hace siglos desierta y en la que llegaron habitantes centro europeos para ocupar estas tierras salvajes.


La Plaza de la Constitución, es el centro neurálgico de esta pequeña población, donde se encuentran la mayoría de sus edificios ilustres, como la Iglesia, la Casa del Gobernador y el Pósito, y forman un espacio cerrado, que invita a la conversación y a disfrutar de la vida lenta y sosegada que aquí se respira.


Pero este pequeño pueblo ilustrado guarda muchas sorpresas y tesoros que aún están por descubrir a nuestros ojos.

Para hallarlos, debemos salir de estas hermosas calles y adentrarnos en sus campos, volviendo a la naturaleza, pero eso sí, no alejándonos demasiado de la misma, puesto que nuestro próximo objetivo está a tiro de piedra.


Siguiendo el curso del Río Guarrizas, vamos adentrándonos en el bosque, dejando atrás los olivares que rodean al pueblo, y vamos acercándonos a uno de los grandes monumentos naturales de Jaén. Ya, a muchos metros de distancia, nos va llegando un ruido que dependiendo de la época y de las lluvias puede ser atronador.



Un pequeño sendero, nos lleva hasta la impresionante Cascada de la Cimbarra.


El sendero que nos acerca a ella, se divide en dos, llevándonos por un lado hasta la llamada Plaza de Armas, donde podremos disfrutar de la visión de la Cascada desde las alturas, disfrutando de las vistas que ofrece el Guarrizas precipitándose por esta enorme falla, a los pies de la cual, el agua a lo largo de los siglos ha ido creando un tremendo foso natural cuya profundidad hoy sigue siendo un misterio.


La otra bifurcación, nos acerca a los pies de este gigante de agua, y conforme lo recorremos, encontraremos a nuestro paso, viejas construcciones hoy ya olvidadas, como los restos de un molino que hace siglos, alimentó su maquinaria con la fuerza del agua de esta cascada.



Horas podemos pasar ante esta maravilla de la naturaleza sin que nos demos cuenta y con pena, nos alejamos de ella, puesto que nuestro viaje aún no ha acabado.


Continuando el camino que nos ha traído hacia la Cimbarra, iremos descendiendo adentrándonos en un bosque adehesado.



Cruzando arroyuelos y pequeños torrentes que hacen nuestro camino difícil y lo convierten en toda una aventura, nos vamos acercando hasta la Cascada de la Cimbarrilla.


Escondida, en un recoveco del río, excavado durante milenios por el agua, esta Cascada escalonada forma un espacio mágico y único, donde el agua y la roca, son las grandes protagonistas de un espectáculo, que más de un purista diría que "es imposible que eso esté en Jaén".



Extasiados por tanta belleza, tocará volver sobre nuestros pasos y poner fin a esta aventura en el norte más al norte de Jaén, sabiendo eso sí, que muy pronto, sin poder evitarlo, tendremos que volver, puesto que son miles las sorpresas que aún nos guarda esta sierra y que apenas hoy, hemos desvelado.

jueves, 18 de enero de 2018

El Por qué de las cosas: La Gripe ¿Española?

Saludos amigas y amigos.

Hoy en este apartado de lo curioso, os voy a hablar de una enfermad que posiblemente sea una de las peores a las que se ha enfrentado la humanidad en los últimos siglos...y que ha pasado a la historia por el estupido sobrenombre de Gripe Española.


Como si de una venganza colectiva se tratara hacia nuestro país, por haber dominado medio mundo, hemos visto como de modo recurrente, siempre que se pueda se intenta apuntar a España como la culpable de las grandes desgracias del mundo.

Hace unos años, fueron los pepinos andaluces los que supuestamente eran portadores de una cepa viral horrible que finalmente no fue tal...pero que hizo un grave daño a nuestra agricultura.

Anteriormente se señalaba a España y después a los países del sur de Europa, como la culpable de la crisis del Euro y de la recesión mundial, como si la crisis se produjera en cualquier árbol.

Anteriormente, fue el aceite de oliva y así tenemos una larga lista de ataques a nuestro país que posiblemente nos lleve hasta el final de la reconquista, en el que llegamos a la "Leyenda Negra" que habla sobre el supuesto genocidio llevado a cabo por los españoles cuando llegaron a América o sobre los abusos del Tribunal de la Inquisición Español, que según algunos fue muy atroz y siniestro, olvidándose de que la Inquisición estuvo en toda Europa y en la mayoría fue tan o más siniestra que en España.

Así llegamos al inicio del siglo XX, cuando comenzó la que en teoría, sería la última guerra de la historia, la que acabaría con todas las guerras: La Gran Guerra o I Guerra Mundial, en la que un juego de alianzas llevo a enfrentarse a Francia, Italia, Inglaterra, Rusia, Serbia, EE.UU entre otros contra el Imperio Alemán, Imperio Austrohungaro y el Imperio Otomano, enzarzando finalmente al mundo entero en una guerra mundial.

Los últimos adelantos tecnológicos de la época, como la aviación, los tanques (que en aquella guerra estaban en pañales) junto a los vehículos a motor y los barcos de vapor, posibilitaron la movilización de cientos de miles de soldados en un tiempo récord, haciendo aquella guerra más grande y horrible que cualquier otra hasta la fecha, generando así un caldo de cultivo que al poco produjo el desastre.


Y el desastre comenzó en el corazón continental de los Estados Unidos de América. En el otoño de 1917 la gripe comenzó a hacer estragos en los cuarteles del ejército estadounidense. Durante el año siguiente, aquella cepa infecciosa, sufrió una mutación que la convirtió en un agente infeccioso mortal que comenzó a extenderse rápidamente y que llegó a Europa desde Francia, en los puertos por los que llegaban miles de soldados para la guerra.


La guerra, que debilitó tanto a la población como a los ejércitos enfrentados, concentrados en kilometros de frentes de trincheras plagados de muertos, sirvió para la expansión de una enfermedad que se convirtió en pandemia y se extendió por el mundo.

Entre 1918-1920, el 6% de la población mundial falleció, por este brote mortal de gripe, o lo que es lo mismo, entre 80 y 100 millones de muertos.


¿Donde entra nuestro país en esta historia, para que bautizaran esta epidemia como "española"?


La explicación es simple: durante la I Guerra Mundial, nuestro país fue un país neutral, lo que hacía entre otras cosas, que el comercio patrio se beneficiará de la guerra exportando enormemente al tiempo que las libertades en nuestro país no se vieran restringidas por la censura de guerra como si ocurría en todo el mundo enrolado en la guerra.


Por tanto, mientras que en todo el mundo se censuraba y ocultaba como cientos de miles de personas fallecían por una brutal enfermedad que no se sabía si existía en el lado enemigo...en nuestro país, no existían motivos para tal ocultación informativa...lo que hizo que en nuestro país se informara abiertamente de una enfermedad que llegó a matar al 1% de los españoles/as y que puso el foco mundial en nuestro país, como el causante o el origen de una gran mal que asoló al mundo y del que nuestro país, tan solo fue una víctima más.


Pero una vez más y como siempre, le tocó a nuestro país, quedar como el apestado del mundo que extendió la muerte por los confines de la tierra, olvidándose al final y como siempre, de contar la realidad REAL al mundo, que pasada la guerra y la enfermedad, no quiso ni acordarse de aquel país, que tanto había sufrido, sin ni tal si quiera merecerlo.